febrero 19, 2021

LA CUANTÍA DE LA PENSIÓN DE ALIMENTOS A FAVOR DE LOS HIJOS

¿Cuánto debo pagar de alimentos por mis hijos en caso de divorcio o separación?

Para determinar la cantidad a pagar como pensión de alimentos a favor de los hijos debe examinarse, por un lado, la capacidad económica de los progenitores y por otro, las necesidades del menor o menores teniendo en cuenta el régimen de guarda y custodia, sea compartida o exclusiva a favor de uno de los progenitores.

La cuantía mínima de la pensión de alimentos o “mínimo vital” es la cantidad con la que los progenitores han de contribuir para cubrir los gastos más imprescindibles para el cuidado de los hijos menores.

Según la jurisprudencia de las Audiencias Provinciales: “este mínimo vital constituye una prestación alimenticia a favor de los menores que suele oscilar entre los 150 y 200 euros en que suele fijarse por los Tribunales.”

Si puedo probar que no tengo recursos, ¿puedo librarme de pagar alimentos?

No. la prestación de alimentos a los hijos menores es una obligación ineludible de la patria potestad.

Incluso en situaciones en las que los progenitores se encuentran en una difícil situación económica, incluso precaria, debe tenerse en cuenta que el deber de dar alimentos es de derecho natural y es una de las obligaciones de mayor contenido ético del ordenamiento jurídico español recogida en el artículo 39.3 Constitución Española.

Así que la escasez de medios económicos no es excusa. Lo que sí puede solicitarse es contribuir de una manera proporcional a los ingresos, por ejemplo, en un 70-30% o la modulación que finalmente establezca el Tribunal.

De esta manera lo han establecido las diversas Audiencias provinciales, entre ellas la de Girona, Barcelona, ​​Vigo, Pontevedra, Vizcaya, La Coruña, Sevilla, Madrid ... Las Audiencias han igualmente establecido que ambos progenitores deben contribuir en un mínimo para atender las necesidades básicas del hijo.

Los alimentos ¿los debo pagar a la madre o al padre del menor?

El beneficiario de la prestación es el menor por lo que cada vez más a menudo los Juzgados de Familia vienen determinando que los alimentos se ingresen en una cuenta mancomunada en la que se domiciliarán los gastos del hijo común, incluyendo los gastos ordinarios y los gastos extraordinarios necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESENVOLUPAT PER VOLCÀNIC INTERNET
phonetwitterfacebookenvelopelinkedin